fractal

10/7/09

Hugh Prather - Palabras a mí mismo

Leí el libro Palabras a mí mismo cuando tenía alrededor de 20-21 años. Era un libro que había sido escrito por un hombre en 1970, siendo reflexiones (preocupaciones) de una persona que se encontraba cerca de sus 35 años. Ya era un libro viejo, cuando llegó a mis manos. En su momento esos pensamientos me ayudaron a reflexionar sobre mis vivencias, o la falta de ellas. Claro que visto ahora, serían pensamientos muy "estilo californiano"; ahora lo llamarían new age. Al final del libro, Hugh aclaraba que sus notas no debía ser tomadas como axiomas, pues al terminar de escribir el libro algunas de esas ideas ya habían evolucionado o cambiado, no hay valor constante en las afirmaciones.
¿Cuál es el porqué de recordarlo ahora? Recuperé el libro. Ha sido reeditado. Encontrarlo ahora, con más años, más vivencias; me trae recuerdos y otros pensamientos. Algunos ya dejados atrás, otros con los que no concordaba en su momento, ahora me resultan válidos. Mi atención se detienen en:



A menos que acepte mis defectos
es seguro que dudaré de mis virtudes.

Esto todavía me molesta un poco, pues no dudo de mis virtudes; pero sé que muchas veces "agiganto" mis defectos y soy el primero en flagelarme.


Si verdaderamente acepto mi conducta
es que he dejado de juzgarme.

En los tiempos actuales es sencillo aceptar la conducta de uno, habiendo tanta conducta errónea - según mi parecer -; pero no es así, sé que la mayoría de la veces se puede actuar mejor.



Si alguien me despierta aversión
o si me sorprendo ignorando o evitando

a alguien en un grupo,

probablemente estoy huyendo

de un rasgo mío que esa persona exhibe.

Es un pensamiento al cual no adscribo en su totalidad. Si una persona en un grupo demuestra ser discriminadora, ya sea sexista, clasista, o prejuiciosa ante lo diferente (tendencia sexual), o simplemente racista; no puedo dejar de sentir malestar u oponerme a su parecer. Debo emitir mi desagrado o mi oposición, sino estaría dejando la idea - equivoca - de compartir lo hecho o dicho.

Si algo que tú haces me irrita
quiere decir que tu falta también es la mía.
Todavía me hace "ruido". Me detengo a pensar, ¿es realmente así, o será mi intolerancia hacia la estupidez o las maldades cotidianas?


Interpretar mis pausas es problema de ellos.

Y si, mis silencios suelen ser mortales.

12 comentarios:

Etienne dijo...

Estoy en mi trabajo pero paso a decirle que hay algo para usted en la Ciudad.

Más tranquilo después, comento!!
Abrazo!!

berenice dijo...

Querido Artus
Que emocionante habrá sido encontrar ese libro, casi como un medidor de la propia evolución.
El estilo más que new age me suena a freudokleiniano.
Las dos anteúltimas me han torturado, porque una le da vueltas al asunto.
¿Actúo así? me digo frente a ciertas conductas pongamos por ejemplo la mezquindad. Y me contesto que no, mezquina no soy, pero soy excesivamente dadivosa. Esta conclusión la saqué este mes cuando el Poeme de lancome que compré a principios de junio está casi vacío: se lo fueron poniendo mis compañeras de trabajo.
Es decir que me molesta que exhiba el negativo de mi conducta.Pero la mía también es reprochable. tal vez ante los ojos de esta persona sea una derrochona.
En fín quería dejarle ese pensamiento.
Besos

Vulgar dijo...

y por que tiene que ser un 'problema' ? ya con eso le da un tono negativo a las pausas.

Etienne dijo...

Lo bueno de recuperar libros que uno ha leido hace tiempo, es que se resignifican, crean una nueva aureola alrededor de sus palabras.

Se puede estar de acuerdo o no, como en casi todo lo que es subjetivo, pero todas las frases son englobadas por un gran elemento en común: la autocrítica. Saber realizar esos molestos exámenes de actos/conciencia reflejan que podemos mejorar, que nos damos cuenta de ello y que trabajamos para lograrlo.

Stella dijo...

Bueno, dicen que lo que mas le molesta a uno de los demás, es porque en el fondo uno se ve reflejado.
Pero yo creo que es una generalidad. Muchas veces pensé en eso, en distintas circunstancias de la vida. Podría decir que la mayoria de las veces no me molestaban cosas que en realidad llevo conmigo.
Me molesta del otro la mentira, la codicia, la falta de sentido común.
Tengo muchos defectos, pero ninguno de esos tres.

Es bueno encontrar libros que uno leyó hace mucho tiempo y volver a leerlos. Se ven las cosas de otra manera!

Un beso!

GABU dijo...

Que dilema me trae internamente detenerme en los puntos que vos marcaste al sentirme por demás identificada!!!

Soy consciente que acepto demasiado mis defectos,es más,los acepto tanto que de mis virtudes desconozco bastante...

Que uno acepte su conducta no quiere decir que esté en lo cierto,verdad???
Aceptar mi proceder no quita que me juzque,me saturo bastante con lo que hago y con lo que no también!!!
jjjjaajajaja

P.D.:En cuanto a alguien que me genera rechazo desde la piel nomás,tengo una tendencia automática a eliminarlo del espacio como si no existiera...
Y creo que es un hecho que si alguien logra irritarme es porque en gran parte se lo permití,de lo contrario no me afectaría ó si??

Las pausas,que temita,las pausas...
En principio,para quien intente interpretarlas sé que será un problemón tanto como lo es para mí proceder a un estado de autismo que no me caracteriza,ahora si de silencios se trata,el mío sé por referencia que es insoportable...

TE DEJO MUCHOS MUACKS!! =)

Fer dijo...

Permiso, voy a preguntar:

¿Lo que le hace "ruido" es quiza esa insistencia en que "el problema es de los otros", en buena parte del pensamiento inclinable hacia la "New Age"?

Bueno, a mí sí.

Un saludo.

talita dijo...

Artus: hay veces que veo en los demás comportamientos que me irritan y que después descubro en mi. por ejemplo, hablar atropelladamente o "pisar" a alguien en una conversación. y trato de moderarlos.
pero en fin, la doctrina New Age, no me suele gustar. sin embargo rescato su encuentro con el libro. es bueno ver el camino transitado.
salutes

Veronica dijo...

http://aticosinascensor.blogspot.com/2009/07/weird-fishes-award.html

Artus dijo...

Berenice Gracias por su pensamiento. Y si, a veces, uno tiene pensamientos - o sentires - dicotómicos (permiso por el término); sin saber a ciencia cierta si se está procediendo mal o bien. Los otros, por momentos, como espejos suelen ser terribles.
Besos.

Vulgus transcribo párrafo anterior: El q' Yo intercale frecuentemente "y" y "hmmm" resulta de mi necesidad de responder de inmediato, de hablar sin tomar aliento, como si tuviera q' avergonzarme de tomar tiempo para pensar.
De ahí me imagino q' a veces, no siempre, para los demás las pausas o silencios, suelen ser molestos o problemáticos...

Etienne es así, siempre se puede mejorar, sabiendo cuán perfectibles somos.
Saúdos intendente :)

Artus dijo...

Stella Gracias por tu pasaje. Conociendo nuestros defectos, tal vez nos haga no ser tan duros con los de otros; eso creo :) Besos.

GABU Por lo menos, no podés decir q' NO te hago pensar un poquitín! :D
En refrencia a la PD, Yo pensaría q' a veces lo irritante de otros, no es q' nos lo estamos permitiendo; es irritante "per se". Y otras veces, sí puede ser permitido por nos. Nada es fácil en las relaciones humanas...
Gracias por los muacks!!:)
De mi parte, un besazote!! *_°

Artus dijo...

Fer & Talita, tal vez debería aclarar q' la expresión New Age, fue un error de mi parte. La expresión sería, libro de auto-ayuda; pero en esa época no se usaba dicho témino. Dudo q' un hombre de Nuevo México, tenga pensamientos de New Age.

Fer La remito a lo escrito para Vulgus, lo complementa. La pausa pueden ser problemas para los otros. En lo q' a mi respecta, no me agrada llenar el aire de palabras cuando no hay nada q' decir. Me siento incómodo con el "hablar por hablar"
Saúdos.

Talita. Digamos q' lo leí en una época "necesaria" - muy tierno - y es bueno ver los cambios acontecidos en uno...
Saúdos.