fractal

24/7/09

Virtudes: compasión

Así como el coraje acepta un desafío por los demás, la compasión acepta un desafío con los demás en sus momentos de desconsuelo. La compasión es una virtud que tiene en cuenta la realidad de otras personas, su vida interior, sus emociones, así como sus circunstancias externas. Las semillas de la compasión están sembradas en nuestra naturaleza humana. De Jean-Jacques Rosseau se puede citar: "la compasión es un sentimiento natural que, al moderar el egoísmo virulento del individuo, contribuye a la preservación de la especie. Esta compasión nos insta a acudir impulsivamente en auxilio de quienes están en desgracia". La compasión procura conservar esa prematura conciencia de que todos estamos embarcados en lo mismo, de que sólo nos movemos "por la gracia de Dios". Así la compasión se aproxima al corazón mismo de la conciencia moral, pues nos permite atisbar el yo del prójimo.

  • Si logro impedir que un corazón se rompa - Emily Dickinson (1830-1886)
Si logro impedir que un corazón se rompa,
no habré vivido en vano,
si logro aplacar un dolor,
o aliviar una pena,
o ayudar a un pájaro agotado
a regresar a su nido,
no habré vivido en vano.

  • El león y el ratón - Esopo
Un día un gran león dormía al sol. Un pequeño ratón tropezó con su zarpa y lo despertó. El gran león iba a engullirlo cuando el pequeño ratón ratón gritó:
-Oh, por favor, déjame ir. Algún día puedo ayudarte.

El león rió ante la idea de que el pequeño ratón pudiera ayudarle, pero tenía buen corazón y lo dejó en libertad.

Poco después, el león quedó atrapado en una red. Tiró y rasgó con todas sus fuerzas, pero las cuerdas eran demasiado fuertes. Dio un potente rugido. El ratón le oyó y corrió hacia ese lugar.

-Tranquilo, querido león, yo te pondré en libertad. Roeré las cuerdas .

Con sus afilados dientes, el ratón cortó las cuerdas y el león se zafó de la red.

-Una vez te reíste de mí - dijo el ratón -. Creías que yo era demasiado pequeño para ayudarte. Pero, como ves, debes la vida a un pequeño y humilde ratón.




Nota: Próximo post sobre las virtudes: responsabilidad
.


Clave: El libro de la virtudes, William J. Bennett, Javier Vergara Editor S.A., 1995.

18 comentarios:

berenice dijo...

¡Que hermoso lo que escribió Artus!
Eleva el espíritu y alegra el alma.
El poema de Emily dickinson me era desconocido, pero ahora comprendo porqué es considerada una de las grandes.
Voy a tratar de conseguir algo de ella.
Muchas gracias por esto.
Besos

Veronica dijo...

Sobre Rousseau, no sé qué traducción tendrás, pero es en el discurso sobre el origen de las desigualdades entre los hombres que se trata el concepto de "piedad". Y si, se habla de "piedad" en contraposición con la "perfectibilidad", lo que nos hace más sociables, pero más inhumanos.

Beso! y muy linda reflexión

Emerald Eyes dijo...

Me encantó el post. Sobre todo el poema de Emily Dickinson.
Hermoso lo que escribís.
Te seguiré leyendo.

Besos!

GABU dijo...

Mmmmmmm... Otra vez me ponès en un dilema casi casi existencial mi querido ARTUS...

A pesar de existir una GRAN diferencia entre compasión y lastima,creo que si la compasiòn no es sostenida aunque sea por una mìnima pizca de amor,en un triz es posible que mute para ser làstima y eso es algo que no permito que me movilice personalmente dado que tal vez equivocada,considero que la làstima al igual que la culpa son en gran parte movilizantes pero desde un peso en nuestra conciencia que busca redencion en actos anque actitudes en las que bastante poco uno se compromete…

P.D.:En resùmen, hoy en dìa esta en desuso poner en funcionamiento el cuore y parece ser que una insoportable lucha de egos se abre camino a pasos agigantados,lamentablemente no??

Perdòn pero creo que me fuì para el lado de los olivos!! Que raro yo,no??
Jajajajajajajaajajajajja

En fin,se me plantean estas dicotomías,viò??

BESOCHOS
Y menos mal que avisaste pa’ la pròxima la temàtica que sino… ¬¬?

Gabriela dijo...

com-pasión, es la capacidad de acompañar en la pasión al otro... de ser un par y ser compañía en el transitar de las emociones...

digamos que es algo asì como ser empàtico... muy poco visto y ta demodè en nuestras èpocas de "el buy solo bien se lame"

Tal vez una de las virtudes màs dificiles de alcanzar... serà que depende mucho de la bonhomìa?

salud artus!

Almafuerte dijo...

Tal como dice Gabriela, falta empatía.
La capacidad de identificación con el otro destraba casi todo.

Artus dijo...

Berenice
Emily es una de mis favoritas. Realmente todo lo escrito por ella es de una gran belleza. Me alegra q' le haya gustado el post.
Bicos :)

Verito
Espero no haber metido "la pata". Besos y confio q' los próximos post sean igualmente bien acogidos :)

Ojos verdes
Gracias. Bienvenida; reiterando, si Emily escribía muy lindo. Siempre serás bien recibida. Besos

Artus dijo...

GABU
Entiendo tu idea. Pero se puede sentir compasión, aún sin tener amor pleno por el prójimo, sólo basta sentir amor por las otras vidas y lo q' ellas representan. También se puede ser compasivo con un opuesto (enemigo?). Claro q' depende de las circunstancias. Comparto el concepto de lástima.
En referencia a lo q' sucede hoy en día, deberemos "luchar" para q' el uso del corazón no decaiga; sino estaremos en el horno...

Besugus, ida por los olivos...:)

Artus dijo...

Gabi/Celia
Hasta ahora creo q' la mayoría de las virtudes, parecen demodé. Es por ello q' no hay q' perderlas de vista y "machacar" sobre uno mismo hasta q' se hagan carne...
Creo q' sería bonhomía, unido al amor q' se puede sentir por el prójimo - aunque este sea un desconocido -; es algo díficil, pero no imposible. La empatía es necesaria, pero también va más allá; recordar compasión hacia los animales.

Salutes para Ud. tb., milady

Alma
Sí falta empatía, no nos quedará nada; pues la compasión, siendo superadora de la empatía, es acompañada de bondad + amabilidad. Entiendo q' en estos tiempos suene "raro"; pero si nos acercamos a lo enunciados del budismo, se puede entrever el ser compasivo... aunq' en otras religiones se enuncia lo mismo (claro q' no con los mismos fines...)

Almafuerte, beso su mano.

Vir dijo...

coincido con almafuerte, la empatía siempre es esencial
excelente post
beso

Winter dijo...

La empatía es un motor fabuloso que nos conocta con el otro en una esfera de profundo respeto que lo permite todo. Pero es un trabajo diario, el contexto nos invita a ignorarla todo el tiempo.
Estoy con un dilema en mi blog, su opinión científica sería un honor para Ellanosoyyo.
Un cordial saludo, su blog me enriquece el alma (créame, cuando leo cosas tan lindas como hoy, hasta creo que tengo alma)

Artus dijo...

Vir
Gracias por el pasaje por estos rumbos... Beso

Winter
Reitero lo dicho anteriormente. No nos dejemos ganar por el comportamiento de estos tiempos... Besos.

Etienne dijo...

Siempre pensé que la compasión tenía un dejo de sentimiento algo soberbio, de superioridad, la verdad que estaba muy equivocado.

La fábula me parece muy versátil a la hora de explicar ciertos comportamientos humanos, y muy clarita por cierto!!

Artus dijo...

Has visto? Si las fábulas siempre tienen - en su simpleza - algo q' mostrarnos; forman parte de mis recuerdos de niñez.
Saludos

Viviuska dijo...

Se me mezclan la compasión con la lástima, y la lástima no me gusta en ninguno de sus aspectos. También tiene un poco de soberbia (la que creo que demuestra el ratón con el león).
Me quedo con el poema de Emily Dickinson que no menciona la compasión sino el amor que genera ayudar o estar sin ponerle un nombre de virtud.
Besos!

Artus dijo...

Vivius
La compasión no puede ser mezclada con soberbia. El soberbio, nunca podría ser compasivo - en la acepción real de la palabra -.
Aunq' no debería hacerlo - el análisis del cuento -, el ratón de la fábula, a lo sumo, peca de engreído o jactancioso; y el nudo del asunto es el accionar del león.
En el poema de Emily está implicita la compasión en todos los actos enunciados.

Besos muller :)

talita dijo...

Me gustó el poema de Emily, eso no es novedad. Pero también me gusta lo que esta fluyendo por debajo de estos post...
la compasión, la posibilidad de ponerse en el lugar del otro, que no es definitivamente lo mismo que la lastima.
salutes

Anónimo dijo...

Hola, me llamo Emilio González y soy mediador intercultural en Tenerife.

De casualidad topé con tu blog, me gusta. felicidades!. Un grupo de amig@s internaturas de todo el mundo y yo, estamos traduciendo la fábula de Esopo "El león y el ratón" a todos los idiomas posibles.

La idea es hacer un blog y colgarlos para que cualquiera, esté donde esté, lo descargue en los idiomas que desee. gracias

Emilio: euroafroamericano@gmail.com